11 claves para conocer a fondo la gran cita española de la electrónica: Dreambeach 2019

Grandes cifras y pequeños detalles atraerán a 160.000 personas a Almería (7-11 de agosto) para vivir 5 días de festival con los mejores DJs del mundo y un gran show audiovisual junto al mar

Almería, 02/08/2019

Ya está todo listo para que se abra el telón de Dreambeach Villaricos (7-11 de agosto). La gran cumbre de la música electrónica de España celebra su 7ª edición con un récord de abonos vendidos y con la certeza de que superará los 155.000 asistentes del verano pasado. Este año presenta la programación más ecléctica e internacional de su historia, se abre a nuevos estilos y vuelve a desafiar a la técnica con un montaje audiovisual apabullante, repartido en 5 escenarios. ¿Qué claves lo convierten en el mayor festival dance de nuestro país?

Los mejores DJs del mundo

Calidad y diversidad son siempre las bazas de Dreambeach. Más de 100 DJs de varios géneros de la electrónica como el EDM, Techno, Bass Music, Hardstyle, Trance y Hip-hop, se han sumado a la fiesta. Auténticos números uno como Armin van Buuren, Steve Aoki y Don Diablo brillarán con luz propia. Steve Angello ha interrumpido la gira de regreso de su trío Swedish House Mafia para estar en solitario en Villaricos. Habrá actuaciones exclusivas en España, como las de los británicos Knife Party, el dueto de DJs franceses Tchami y Malaa, o el show itinerante de Brennan Heart, ‘I Am Hardstyle’. Los amantes de Drum & Bass disfrutarán de iconos como Modestep, Barely Alive, Virtual Riot y Phase One, Delta Heavy, Dimension, Ghastly…

Un playa mediterránea de ensueño

Dreambeach es una masiva peregrinación de amantes de la cultura dance a una remota esquina del Sur de España. Ubicado desde 2013 entre los pueblos de Palomares y Villaricos, el festival ocupa una superficie de 500.000 metros cuadrados a pie de playa: 150.000 m2 de zona de acampada, 78.000 m2 de zona de conciertos y el resto son parkings y zonas de acceso… Los dreamers se relajan en el mar durante día y bailan hasta agotar sus energías durante la noche en una atmósfera cargada de aroma mediterráneo.

30.000 dreamers en tienda de campaña

El corazón de Dreambeach es su área de camping. Aquí, 30.000 jóvenes viven 5 días de intensa experiencial musical y social en tienda de campaña. Para los primeros en llegar hay premio: coger sitio en el enorme pinar de 90.000 m2 que les ofrece sombra natural. Cada vez más festivaleros se apuntan al Glamping (glamour + camping). En concreto, unos 3.000 pagarán un extra por que la organización les proporcione una tienda ya montada y otras comodidades como colchón, sábanas, desayuno buffet, césped artificial… Este año, la novedad son unas cápsulas de 3 metros cúbicos importadas de Japón, donde se duerme aislado del ruido y con aire condicionado. ¿Su precio? 550€ por todo el festival.

Refrescarse bailando en la piscina

En el corazón de la zona de acampada, Dreambeach instala una gigantesca piscina de 60×30 metros y capacidad para 2.500 personas refrescándose mientras bailan. ¡Se emplea un millón de litros de agua para llenarla! Tiene un escenario adosado —Pool Area by Impulsa— y en él se puede bailar con una programación musical propia en horario diurno (12:00-19:00 horas) y diversos estilos, pero sobre todo Hardstyle, Drum & Bass y Techno.

Un templo piramidal como escenario

Todos los ojos estarán puestos en su espectacular mainstage, un colosal escenario de 90 metros de anchura y 35 de altura —como un edificio de 10 plantas— con una producción técnica y audiovisual única en España: 400 metros cuadrados de pantallas LED y 800 aparatos de iluminación. Frente a este gran templo del baile con forma piramidal, bautizado como Brugal Stage, vibrarán 25.000 personas y los DJs pincharán sus sesiones rodeados de costosos efectos especiales: 8 cañones de CO2, llamaradas de fuego frío, pirotecnia y más..

Bailando Techno en Notre Dame

La Dreams Tent, la enorme carpa de 16 metros de altura en la que mandan los ritmos underground, hará este año un guiño a la actualidad. En su interior recreará un ambiente misterioso de claroscuros inspirado en la catedral de Notre Dame de París, que recientemente fue noticia debido a su trágico incendio. Aquí, 16.000 ravers bailarán con DJs como Adam Beyer, Marco Carola, Loco Dice, Stephan Bodzin, Boris Brejcha, Joris Voorn b2b Kölsch, Nina Kraviz o Charlotte de Witte. Desde lo alto de la nave, 300 cabezas móviles de luz realzarán la verticalidad del espacio y 300 metros cuadrados de pantallas LED harás las veces de vidrieras.

Evolución: entran los ritmos urbanos

Una de novedades de la 7ª edición se llama ‘Urban Dream’, un espacio de cultura alternativa y tendencias urbanas ubicado junto al área de acampada, que ampliará la oferta musical en horario de tarde (17:00-21:00 horas) con artistas de estilo urban y Hip-hop: Bad Gyal, Fernando Costa, Foyone, Maka, Fusa Nocta, Anier, Todo el Rato… También habrá exhibiciones de grafiti en vivo. Además, el recinto acogerá el 10 de agosto un concierto fuera de cartel de la superestrella del Trap Anuel AA. Las entradas se venderán aparte.

La noria, el icono más fotografiado

Cada verano, la foto más viral tiene como marco la gran noria, que ya se ha convertido en un símbolo del festival. No es cualquier atracción, sino una de las más avanzadas de su clase. Tiene 30 metros de alto, aire acondicionado y cabinas acristaladas con una vista de 360 grados. Fabricada en Sevilla, esta mole de 80 toneladas puede cargar a 150 adultos y permite el acceso de personas con discapacidades físicas. Un viaje cuesta 3€.

Un rompezacabezas logístico

¿Cómo se levanta una gigantesca ciudad de la música en una zona agrícola de Almería? El festival supone un desafío logístico, técnico y humano para la organización. Los artistas llegan a los aeropuertos de Almería (a 90 kilómetros de distancia), Málaga (310 km), Granada (226 km) y Alicante (198 km). Muchos vuelan en aerolíneas comerciales, y también está previsto que aterricen 30 jets privados. El festival dispone de una flota de 42 vehículos para acercarlos a Villaricos. Se han contratado unas 300 habitaciones en hoteles de 4 y 5 estrellas.

Objetivo: cero agresiones machistas

Con el fin de lograr un festival libre de agresiones machistas y garantizar la libertad sexual de las dreamers, la organización pondrá en liza 400 efectivos de seguridad privada que se unirán a los 800 agentes públicos encargados del dispositivo de seguridad. Se repartirán folletos con el protocolo a seguir en caso de agresión sexual, y se fomentará el uso de la app móvil AlertCops para pedir socorro directamente a la comisaría. La Guardia Civil instalará un puesto de mando con perros policía, buzos, agentes a caballo y apoyo de helicópteros.

Después de Chile… ¡Un nuevo destino internacional!

Como es sabido, la marca avanza año tras año en su expansión global. El 11 de enero de 2020, en pleno verano austral, su evento hermano de Chile celebrará su segunda edición. Al término del festival, Dreambeach anunciará su desembarco en un nuevo destino —internacional, pero cercano— que va a enamorar a los amantes de la música electrónica.

Ayúdanos a seguir creciendo:

Comunidad